Para el mercado español, se ha desarrollado una gestión de eventos que permite comercializar películas que deben ser reportadas al buzón homologado por el ICAA, mezcladas con eventos que no están sujetos a ninguna obligación de comunicación legal. Esto permite por ejemplo que se pueda proyectar un partido de futbol o un concierto en la misma parrilla de horarios que las películas , sin que interfiera en los listados oficiales, apareciendo correctamente separado en el resultado de caja diario. De esta forma en taquilla tan solo deben preocuparse en la venta, no del producto que están vendiendo.