En un mercado tan competitivo, la decisión de elegir un cine u otro para ver la misma película depende de múltiples factores , pero el económico es muy importante. Con Fila Zero no se cobra comisión al cliente por la compra de entradas desde la web del cine. Otros programas , por filosofía y operativa empresarial cobran al cliente una comisión, que frena la venta en internet y genera mayores colas en taquilla.